jueves, 6 de marzo de 2014

Buscando a Sugar Man

En 1968, en un bar de Detroit, dos productores fueron encantados por un carismático compositor de ascendencia mexicana: Rodríguez. Pensando que habían encontrado a un héroe de la música folk en este artista marginal que recordaba al talento de Bob Dylan, produjeron dos discos con él. A pesar de las buenas críticas obtenidas por Cold Fact, el primero de ellos, el disco fue un desastre comercial y marcó el fin de su carrera discográfica. Rodríguez se hundió en la obscuridad sin saber que a miles de kilómetros de distancia, en Sudáfrica, su música e influencia política abanderaban una revolución.

Buscando a Sugar Man

0 comentarios:

 
Powered by Blogger